image

 

Cielos azules, energia que fluye, sol ardiente, brisa que acaricia, sentir pasar el tiempo...

 

 

Caminar sin mapas ni rumbos por hermosas calles, conocer gente, su sonrisa, su mano amiga, disfrutar de una sencilla o sofisticada conversación.

 

 

 

Visitar talleres de artesanos y de artistas de reconocida trayectoria, conocer la forma como viven los "patiamarillos" y los "tierra fuera" como cariñosamente llaman a quienes han adoptado a Barichara como su hogar.

 


Caminar por senderos que bordean el pueblo o dejarse llevar hasta las poblaciones circundantes, Guane, Villanueva, Cabrera...

Montar en un caballo criollo y cabalgar con su guia por rutas de diferente complejidad y exigencia.

 


Es Barichara un lugar donde su interés en la antropología, en la arqueología, en la sociología, en la historia, en la cultura, se renueva y converge con el de otros visitantes o residentes.

Si lo suyo son los deportes extremos y algunos no tan extremos, podrá practicar bicicletas de montaña o de ruta, hacer rapel, rafting en las aguas del río Fonce, rio Suarez o en el Chicamocha, visitar cuevas prehistóricas o volar sobre el canon del río Suarez en parapente y conversar con las aves que allí flotan...

 

visitar iglesias coloniales, caminar hacia el mirador, asistir a un concierto de música de cámara o a la exposición de esculturas en piedra en el Parque de las artes, asistir a una velada escuchando jazz, o disfrutando de un festival de teatro... todo puede suceder en este maravilloso lugar.

 

 

En noches claras, si esta en La Nube, pida que apaguen las luces interiores para disfrutar de un cielo pleno de estrellas donde las galaxias coquetean con las estrellas fugaces o la luna imponente se destaca sobre los techos rojos ya dormidos...

 

Dependiendo de la epoca en que visite la region, podra disfrutar festivales y eventos que matizan el ambiente solaz del pueblo. No se pierda recibir un año nuevo en la plaza mayor... es un espectáculo y una experiencia inolvidable, algo inusual...

 

 

Para los amantes de la fotografía o del video, Barichara y la region ofrecen un reto para seleccionar las imágenes que desea inmortalizar, rostros, ventanas, puertas, techos, aleros, caminos, paisajes, detalles incautados en las superficies de piedra o de tapia...  cientos de recuerdos que harán de su visita una historia personal que atesorara por siempre.