En medio de bellos paisajes se cosecha café orgánico a 1800 msnm, bajo sombra de árboles nativos, se protege la fauna, la flora, el suelo, el agua, y hay ausencia total de productos químicos, lo cual es certificado por Rainforest Alliance. Bird Friendly UTZ y orgánicos BCS.

La hacienda pertenece a la familia Ordoñez hace 300 años, allí crían ganado cebú y peces, cultivan el café y árboles frutales. Toda la cultura del café puede verse en El Paramito, el vivero, los sembrados, la recolección, los patios de secado, la clasificación y el empaque en sacos de fique, durante los meses de cosecha de octubre a enero.

Todo el café del Paramito se exporta a Japón, su calidad es de las mejores de Santander, así lo comprueban varios premio de “buena taza”, realizados por la Federación Nacional de Cafeteros.

Se puede llegar en dos horas ida y vuelta en carro por carretera veredal, visitar un taller artesanal de talla en piedra en el camino y disfrutar de la hermosa vista sobre poblaciones cercanas como San Gil, Barichara y a lo lejos, el rio Fonce.

Le tomarán seis horas a caballo por carretera veredal, con bellos paisajes montañosos, el cañón del río Suárez, ganado y podrá ver cultivos de frijol, pasto, frutales y tabaco.